Expat para los ricos e inmigrante para los pobres.

La palabra expatriado “expat” está sobrevaluada. Vivo desde hace dos años y medio en el corazón de Europa y pude observar un fenómeno tan antiguo y tan particular que aun sigo sorprendida: la migración.

Me encontré varias veces  con los grupos de “meetup” de expats en Paris, Londres, Amsterdam, Madrid… quienes se reunían para tomar una que otra cerveza, hablar de negocios, deportes y remembranzas de su país de origen, en algun pub de la ciudad. Cuan absorta me quedé cuando le pregunte a aquel hombre de mediana edad si se consideraba inmigrante. Para mi asombro, la respuesta fue crucial para que yo escribiese este artículo.

¿Yo inmigrante? – fue la respuesta.

Por supuesto que los “expatriados” son solo emigrantes, sin embargo, en Europa occidental, el termino  «migrante» se asocia cada vez más a personas “supuestamente” poco calificadas procedentes de países menos ricos, que a menudo tienen la piel más oscura y / o de origen musulmán, que vienen a trabajar y establecerse en los países “ricos”.

Frecuentemente, los europeos, americanos, canadienses, australianos, entre otros,  que viven en el extranjero se hacen llamar  “expatriados”. La palabra expat se ha convertido cada vez más en un marcador de clase, una forma en que los migrantes privilegiados de países ricos (y los emigrantes de países pobres) tienden a distinguirse de los migrantes pobres, poco calificados. Los inmigrantes realizan el “trabajo sucio, peligroso y degradante” evitado por mucho americano o europeo. Pero al mismo tiempo son tratados como los ladrones de empleo en los países anfitriones. Incluso como amenaza a la seguridad (terroristas),  cohesión social y unidad cultural.

Sin embargo, donde quiera que los europeos encuentren un trabajo, los permisos de residencia y de trabajo parecen caer mágicamente del cielo.  Para aquellos que trabajan en compañías privadas o en la diplomacia en países en vía de desarrollo, países “pobres”, tienden a vivir de manera lujosa y altamente segregados. Y cuando interactúan con los “locales”, estos tienden a pertenecer a las élites, que hablan el mismo idioma, y tienen un nivel de vida y educación similar.

En cuanto a lo que es migración, puedo decir que el mundo en el que vivimos, se encuentra en un orden mundial colonial. Los estándares sociales se aplican al “pobre” como migrante, y al “rico” como expat, porque suena menos denigrante.

Es tan así que The Wall Street Journal hasta el 2016, tenía un blog dedicado a los expatriados alrededor del mundo. Y en su artículo « who’s an expat anyway » concluyen: a ciertas llegadas se les puede catalogar como expats, a otros como inmigrantes y algunos otros simplemente como migrantes. Depende de su clase social, país de origen y estatus económico.

Desde hace un par de años he trabajado con personas que vienen desde África, Asia, Centro y Sudamérica, y aunque es verdad que la mayoría de estos individuos se han mudado por necesidad, más que los que vienen de países occidentales, creo que todos, todos los que nos mudamos a otro país, enfrentamos el reto de encontrar nuestra identidad en un lugar distinto a donde crecimos, posiblemente aprendiendo un nuevo idioma y creando un sistema de apoyo lejos de casa.

Marisol Romero

Facebooktwitterlinkedin

4 Replies to “Expat para los ricos e inmigrante para los pobres.”

  1. Luis

    Hola Marisol, me pareció muy interensate tu artículo. Me sentí identificado con el mismo, ya que me ha tocado ser expat pero también me he encontrado buscando trabajo. Afortunadamente nunca he experimentado ningún tipo de discriminación pero creo que esto se debe precisamente al impacto que el estatus “expat” te puede dar. Por otra parte, he observado que también la apertura del inmigrante a integrarse a su nuevo entorno juega un papel importantísimo; algo tan simple como aprender el idioma puede hacer una gran diferencia, situación que no muchas veces el inmigrante (en cualquiera de sus formas) no está dispuesto a realizar. Felicidades.

    • marisolromero

      Gracias Luis por leerme.
      Así es, desafortunadamente estas palabras y su atribución, marcan una jerarquía, que pueden rayar en segregación hasta pequeños tintes de xenofobia… He notado frecuentemente que son los migrantes que vienen de países en vías de desarrollo, de países “pobres” los que tienen que adecuarse a la cultura, aprender un idioma. Que la mayoría de los migrantes de paises desarrollados, no se molestan en hablar o aprender el idioma del país al que van. La adhesión social y cultural en todos sus ámbitos es importante, para todos los países con alto número de ingresos. Y estas palabras no causan -a mis oídos- máss que ruido.
      Saludos.

  2. jhonnatan

    Buen tema Marisol !
    Es un tema definitivamente interesante. Nosotros, los lingüistas y los antropólogos conocemos este tipo de fenómenos como indicidad o indexicalidad. En este caso, “expat” o “inmigrante” indican (o indexan) raza, lengua, clase social y origen étnico, todo al mismo tiempo. Estamos más familiarizados con este tipo de procesos desde punto de vista estadunidense, canadiense, australiano o de Europa occidental. Sin embargo, nos podemos preguntar qué es lo que pasa en otras sociedades de países en vías de desarrollo por ejemplo África o América Latina. En México por ejemplo “expat” no es un término todavía muy difundido. Creo que en el lenguaje popular aun predominan los gentilicios de tipo “gringo”, “canadiense” o “europeo” para todos aquellos que entrarían en la categoría “expat” en esas misas sociedades. Mientras que todas las personas provenientes de países en vías de desarrollo entrarían en la categoría de “inmigrante”.
    La indexicalidad va en ambos sentidos, y dependiendo del punto de vista que tomemos son los elementos que vehiculan.
    Saludos y sigue escribiendo sobre este tipo de temas.

  3. Fernando Romero

    El norte de México se ha convertido en un laboratorio de seres de América latina donde puedes encontrar guatemaltecos hondureños salvadoreños así como nicaragüenses pero también sudamericanos esto se debe a la impermeabilidad del gobierno de los estados unidos en su doble tarea de detener tantos emigrantes posibles para que no ingresen a su territorio, el norte de mexico se esta convirtiendo en una amalgama de naciones caribeñas centroamericanas sudamericanas así como del sur del mismo mexico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *